20.07.2018

Agentes biológicos que aceleran la corrosión del concreto ¿Es LINE-X una solución?

Los materiales cálcicos que se utilizan en la mayoría de construcciones modernas tienden a ser muy susceptibles a la corrosión. Generalmente, se toman en cuenta factores como la humedad y el clima, pero también es necesario prestar atención a ciertos agentes biológicos que contribuyen a acelerar el proceso de corrosión, erosión y deterioro del concreto.

 

El concreto, como uno de los principales materiales de construcción, es más vulnerable a los factores antes mencionados, y su composición química hace que su deterioro sea más acelerado. Este material tiene un alto contenido de calcio, que cuando entra en contacto con los ácidos orgánicos que emiten hongos y líquenes se transforman en oxalato de calcio, lo que causa erosión en el concreto y acelera el proceso de corrosión en los mismos.

 

¿Cuáles son los principales agentes biológicos que dañan el concreto y cómo solucionarlo con LINE-X?

 

Mohos: Los mohos surgen debido a la humedad en el concreto. Son organismos vivos que proliferan en superficies con altos niveles de humedad. Los desechos que estos generan son absorbidos por el concreto, debilitándolo lentamente, lo que acorta el siclo de mantenimiento del mismo.

Hongos: los hongos son organismos que al igual que los mohos, proliferan ampliamente en superficies húmedas. Durante su ciclo de vida, expulsan diversos ácidos orgánicos que se combinan con los diferentes compuestos del concreto, generando óxidos y oxalatos que, hasta deteriorarlos.

Líquenes: se le llama así a a una colonia de algas y hongos que viven en asociación simbiótica en la que se colaboran mutuamente. Durante esta asociación, se segregan diversos ácidos e hidratos de carbono que también afectan negativamente los componentes del concreto.

Todos estos problemas son causados por un agente común; la humedad. Si bien es cierto que existen hongos que pueden crecer en seco, la mayoría de los agentes biológicos solo habitan en condiciones húmedas.

LINE-X es un recubrimiento termoplástico sólido de poliuretano que puede ser aplicado al concreto para aislarlo de la humedad. La aplicación del producto dejará una capa protectora que no solo es impermeable, sino que también protege el material de golpes y otros factores ambientales

Cuando la protección se tiene que llevar al límite, cuenta con LINE-X

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies